Seleccionar página

Una de las lesiones más habituales de los pacientes encamados son las úlceras por presión. Se trata de un problema muy doloroso que como veremos a continuación se puede evitar tomando algunas precauciones con apósitos PolyMem

 

úlceras

Qué son las úlceras por presión

Las úlceras por presión son una clase de lesión que se produce en la piel cuando es presionada de manera continua o de forma prologada por una superficie extraña. Esto lleva a que los vasos sanguíneos dejen de trasportar tanto oxígeno como nutrientes por medio de la sangre a la zona que recibe la compresión, esto ocasiona la muerte de los tejidos de dicha zona.

Lo más habitual es que las úlceras de esta clase aparezcan en prominencias óseas, como los hombros, los codos, los talones, los tobillos, la espalda o la parte de atrás de la cabeza.

Lo cierto es que prácticamente todas las úlceras por presión se podrían evitar, los expertos hablan del 95%. Pero por desgracia se producen, y cuando esto sucede puede traer graves consecuencias, ya que merman la calidad de vida de quien las sufre, pudiendo tener un trágico final. Pero además, aumentan los costos hospitalarios.

¿Quiénes sufren las úlceras por presión?

En la mayoría de los casos, las úlceras de esta clase se dan en pacientes hospitalizados, enfermos graves o quienes pasan en cama un tiempo prolongado, sobre todo aquellos que residen en un geriátrico.

Estadios de las úlceras por presión

Repasamos de manera esquemática los diferentes estadios por los que pasa una úlcera por presión:

  1. Piel intacta, pero con un cambio de en su color, también puede mostrarse enrojecida. Esto es indicación de que se ha producido una presión continua.
  2. Aparece una úlcera o abrasión, pero de manera superficial.
  3. La úlcera permite ver el tejido celular subcutáneo o grasa.
  4. Se pierde totalmente el grosor de la piel, se da una destrucción extensa, se produce la necrosis del tejido o una lesión en músculo, hueso o estructura de sostén.

Cómo prevenir las úlceras por presión

Veamos unos cuantos consejos que nos ayudarán a prevenir las úlceras por presión:

  • Movilización. Cuando un paciente se encuentra encamado hay que cambiar su posición cada hora. Si tiene movilidad, hay que indicarle que debe cambiar él mismo su postura.
  • Es necesario que se reparta el peso del paciente entre toda la superficie en la que está apoyado.
  • Es bueno utilizar almohadas para los cambios de postura, para evitar que las prominencias óseas tengan un contacto directo con la superficie.
  • No se debe arrastrar al paciente, para evitar heridas en la piel.
  • Colchones antiescaras. Son muy útiles este tipo de colchones, pero aún así hay que realizar los cambios posturales.
  • Piel limpia y seca. La piel debe estar siempre limpia y seca. Hay que revisarla para comprobar que no hay heridas, y limpiar al paciente en cuanto se mancha.
  • Jabones y cremas. Hay que usar jabones que no irriten la piel y cremas hidratantes.

Pongamos en práctica estos consejos para evitar las úlceras. Si llegas a presentar este tipo de úlceras nuestra recomendación es usar los apósitos PolyMem

Puedes leer también los diferentes tipos de cortes que puedes sufrir

Banner productos Polymem

0
CARRITO
  • No products in the cart.