Apósitos para heridas de radioterapia

Tratamiento Radioterapia Oncológica

En los tratamientos por radioterapia es común que surjan complicaciones en la piel debido al alto grado de radiación a la que se expone áreas muy concretas del cuerpo. Las descamaciones o dermatitis generadas afectan al tratamiento que debe recibir el paciente y, por lo tanto, se debe evitar en una primera instancia o por lo menos, se deben tratar lo antes posible. Además, son dolorosas y muy molestas.

Normalmente la zona afectada suele ser extensa y complicada de cubrir por lo que los pacientes necesitan de apósitos de grandes dimensiones, cómodos y de fácil sujeción.

COMPRAR YA

La Radioterapia y las Reacciones Cutáneas

Las reacciones cutáneas inducidas por la radioterapia son uno de los efectos secundarios más frecuentes de este tratamiento. Las directrices recientemente publicadas por la Society of Radiographers (2015) indican que ha habido avances en la tecnología de radioterapia, como los aceleradores lineales de megavoltaje con capacidad de conservación de la piel, que han reducido de forma significativa la gravedad de las reacciones. Sin embargo, no es probable que se pueda prevenir la totalidad de las reacciones radioinducidas. Los pacientes que reciben quimioterapia y radioterapia son los que presentan un mayor riesgo de sufrir lesiones cutáneas. Las reacciones más intensas suelen observarse en los pacientes que reciben dosis elevadas en zonas extensas y en aquellos cuyos campos de tratamiento contienen pliegues cutáneos, puesto que puede haber fricción entre distintas zonas de piel (por ejemplo, en la axila, la ingle o el surco submamario). El objetivo de las nuevas directrices es retrasar la aparición y minimizar la gravedad de la reacción cutánea, con el fin de reducir las molestias asociadas a los síntomas.

Tras la radioterapia, la piel irradiada se vuelve más delicada y sensible de lo normal. Es posible que aparezcan cambios leves en la coloración de la piel durante las 2 primeras semanas de tratamiento. Esto es normal, puesto que los efectos de la radioterapia sobre la piel son acumulativos y perduran un tiempo. Otro efecto secundario es una reacción cutánea, que generalmente aparece durante las semanas 2-3 y cuya mayor intensidad se da durante la última semana de tratamiento o en los 7-10 días siguientes a la finalización de este.

Tipos frecuentes de reacción cutánea y clasificación del grupo de oncología y radioterapia (RTOG)

  • Venosas cuando son debidas a una insuficiencia venosa crónica, antecedentes de varices, trombosis venosa profunda y superficial.

  • Arteriales debidas a hipertensión arterial, vasculitis o tabaquismo discreto entre otras causas.

  • La piel puede estar húmeda, presentar zonas quebradas y causar dolor e irritación. Esto se denomina descamación húmeda.

  • En casos poco frecuentes, es posible que la piel se vuelva necrótica.

Criterios de clasificación para la morbilidad radiológica aguda del RTOG (adaptado de Cox et al. 1995)

0

Sin cambios en la piel

1

Eritema mate/leve

2

Eritema brillante/descamación seca/piel irritada, pruriginosa

2.5

Descamación húmeda irregular. Exudado amarillento/dolor

3

Descamación húmeda confluente, edema, irritación

4

Ulceración, hemorragia, necrosis

¿Por qué PolyMem es Único para la Radioterapia?

Los apósitos no adhesivos son esenciales en la radioterapia, especialmente para los pacientes que han sufrido lesiones cutáneas con descamación. Los apósitos que se adhieren a la herida pueden provocar dolor y traumatismos al retirarse o al dejar la herida expuesta al aire. La combinación única de surfactante F-68 y glicerina que contiene PolyMem mantiene la herida limpia y por lo general elimina la necesidad de limpiarla durante el cambio de apósito.

En los casos de RTOG 1 (descamación seca) en los que la piel se vuelve caliente y pruriginosa, humedecer PolyMem con agua o solución salina hará que se activen los componentes del apósito para aliviar la irritación y el dolor.
Los apósitos PolyMem ayudan a reducir la reacción inflamatoria de las zonas sanas colindantes alterando la actividad de determinadas terminaciones nerviosas.

El primer indicio de la reacción cutánea radioinducida suele ser el eritema seco doloroso causado por las lesiones tisulares: esto se denomina dolor nociceptivo o dolor inflamatorio. Otra causa del dolor en las lesiones es el daño neural, que se llama dolor neuropático. El dolor neuropático a menudo aparece tras una intervención quirúrgica o tras padecer un dolor nociceptivo crónico constante. Los apósitos PolyMem ayudan a inhibir la actividad de algunas fibras nerviosas que perciben el dolor (nociceptores), las cuales transmiten parte de la información relativa al dolor cuando los tejidos sufren daños. Estas terminaciones nerviosas transmiten información que puede provocar: alodinia (dolor causado por un estímulo normalmente inocuo, como un roce leve sobre la piel), hiperalgesia primaria (aumento de la sensibilidad al dolor en la zona irradiada) e hiperalgesia secundaria (dolor causado al tocar una zona sana contigua a la zona irradiada).

Las terminaciones nerviosas se encuentran en la epidermis. Los músculos y las vísceras comunes también contribuyen a que se extienda la reacción inflamatoria a los tejidos sanos colindantes.

El sueño es uno de los componentes principales del proceso de curación. Es especialmente importante en el caso de los pacientes que han recibido un tratamiento oncológico. Se ha demostrado que utilizar PolyMem durante la radioterapia y después de ella mejora los patrones de sueño.

Trucos y Consejos para utilizar PolyMem en radioterapia oncológica.

  • En los casos que requieran flexibilidad o movilidad (p. ej. en el cuello), haga pequeños cortes en el borde del apósito para ayudar a que este se ajuste a las curvas del cuerpo.

  • No aplique esparadrapo microporoso sobre la piel; sólo sobre el propio PolyMem. Si es necesario utilizar dos apósitos, solápelos al unirlos con esparadrapo para evitar que el adhesivo se pegue a la piel.

  • Cuando haga falta poner esparadrapo para fijar el PolyMem a la piel, utilice esparadrapo de silicona, que es menos traumático para la piel sensible.

  • Según los niveles de líquido, quizá haya que emplear PolyMem MAX, que es una versión más gruesa del PolyMem No adhesivo normal.

  • Los apósitos de PolyMem (salvo PolyMem WIC) llevan impresa una cuadrícula con cuadrados de 1 cm (aprox.). Esta puede ser de utilidad como guía para adaptar el tamaño de los apósitos a cada paciente. Hay aproximadamente 2 cm entre las medidas de cada talla de mujer y 5 cm entre las medidas para hombre.

Guías de Corte disponibles para

Cabeza y Cuello

  • Vendaje de Tumores con Sobreelevación de la Piel.

  • Vendaje de Oreja

  • Vendaje de Tumor Mastoideo/Oreja

  • Vendaje de Cuello

  • Vendaje de Cuello y Clavícula

  • Vendaje de Cuello y Clavícula Alternativo

  • Laringe

Mama/Axila

  • Surco Submamario.

  • Vendaje de Axila que Incluye los Ganglios Linfáticos

  • Laterotransversal de Mama, Opción 1 y Opción 2.

Ginecología, Recto y Ano

  • Vendaje de Perineo

  • Vendaje de Perineo que Comprende la Parte Interna del Muslo.

  • Apósito de Perineo

  • Suprapúbico

Próstata/Pene

  • Vendaje de Pene

  • Vendaje de Testículos

CASOS CLÍNICOS

Herida provocada por radioterapia

Gestión de Radiolesiones en la Piel (EWMA 2011) – St. James Institute of Oncology (Leeds, UK)

Radioterapia oncológica

Curación de Heridas Fungiformes en Cáncer de Mama (EWMA 2015) – Nicosia (Chipre)

Herida por Radioterapia oncológica

Dificultades en las radiolesiones ginecologicas en la piel – The Beatson West of Scotland Cancer Center (Glasgow)

Herida de Radioterapia oncológica

Tratamiento de la Descamacion Humeda Radioinducida – Queen Elisabeth Hospital (Birmingham, UK)

Uso de cookies Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aceptar