Apósitos Polymem para heridas quirúrgicas

Heridas Quirúrgicas

Las heridas quirúrgicas son una incisión a través de la piel que se realiza durante una cirugía. Dependiendo del tipo de intervención que se haya realizado la herida será de un tipo u otro y en función del grado de exposición a la contaminación se diferencian cuatro tipos de heridas quirúrgicas:

  • Heridas limpias. La intervención no entra dentro de ningún órgano o cavidad del cuerpo colonizada.

  • Heridas limpias-contaminadas. El procedimiento entra en algún órgano o cavidad del cuerpo donde existe flora que puede dar lugar a una contaminación.

  • Heridas contaminadas. Contaminación en el sitio quirúrgico.

  • Heridas o hernias sucias. Herida traumática con cuerpos extraños.

COMPRAR YA

Apósitos para heridas quirúrgicas

PolyMem funciona como un apósito para heridas quirúrgicas que comienza con la curación desde el momento en el que concluye la operación, ya que se coloca directamente en la sala de operaciones. El tipo de parche que se utiliza para tratar y curar las cicatrices de cirugía es el PolyMem Surgical, especialmente diseñado para ayudar a reducir la hinchazón y los hematomas, además de mejorar el flujo de sangre al sitio quirúrgico. Por su forma y características, PolyMem Surgical está especialmente diseñado para tres intervenciones: operación de rodilla, de cadera y cesárea.

Este tratamiento redunda desde el primer momento en la reducción del riesgo inmediato y a largo plazo de la infección y la hinchazón. Un enfoque del tratamiento de heridas quirúrgicas que beneficia al paciente en primera instancia, pero que repercute también en los tiempos de hospitalización, que se suelen ver reducidos cuando se utiliza este tipo de apósito para heridas abiertas.

Adicionalmente a la reducción del tiempo de hospitalización, es muy importante que la herida se cierre correctamente para evitar infecciones o cicatrices significativas en la cicatrización de heridas por cesárea y operaciones de rodilla y cadera.

Cicatrización de heridas quirúrgicas: rodilla, cesárea y cadera

PolyMem está especialmente diseñado para la curación de heridas quirúrgicas que no presentan grandes complicaciones- las heridas quirúrgicas de rodilla, cadera y cesárea- y que forman parte de las operaciones más habituales. Para este tipo de heridas de un gran exudado se utiliza PolyMem Max, la versión más gruesa, ideal en la fase inicial de curación y que conforma el PolyMem Surgical. Existen tres tipos de apósitos diseñados para cada uno de los casos:

  • Cicatrización de herida quirúrgica por operación de rodilla
  • Apósito para cicatrizar heridas de cesárea
  • Curación de heridas de cadera

El objetivo de estos apósitos para heridas quirúrgicas es que la inflamación (respuesta normal del cuerpo ante la intervención) se reduzca cuanto antes, favoreciendo una curación más rápida y reduciendo el periodo de recuperación del paciente. Un factor especialmente importante para perfiles de pacientes como deportistas que se han sometido a una operación de rodilla o personas operadas que requieren una recuperación e incorporación a la vida diaria y al mundo laboral lo antes posible.

Cuidados de las heridas quirúrgicas con PolyMem

Estos apósitos para heridas quirúrgicas se aplican directamente en el quirófano y están diseñados para dejarse en su lugar durante un periodo de tres a cinco días. Así, durante los primeros días que siguen a la intervención, la incisión no está expuesta a una potencial contaminación durante un cambio de apósito y no son visibles en la fase previa a que concluya la epitelización, regeneración del epitelio durante la cicatrización. A los efectos generales de PolyMem de “más curación” y “menos dolor” se unen algunos concretos en el caso de los apósitos para heridas quirúrgicas:

  • Especialmente diseñado para cubrir la trayectoria de la incisión de estas tres intervenciones: cadera, rodilla y cesárea. No es necesario cortarlo ni adaptarlo ya que su forma original conforma perfectamente el lecho de la herida.

  • Acelera el proceso de curación. La membrana polimérica se expande y conforma el lecho de la herida con la función de absorber la parte acuosa del exudado, abundante en estas heridas quirúrgicas. Los nutrientes serán los responsables de acelerar el proceso de curación y cicatrización de la herida quirúrgica.

  • Ayuda a reducir la hinchazón y los hematomas. De esta forma, mejora el flujo sanguíneo al sitio quirúrgico y la cicatrización de heridas quirúrgicas.

  • Reduce el riesgo de infección de la zona intervenida y de la articulación.

  • Descenso del dolor de los pacientes como consecuencia de la reducción drástica de la hinchazón.

  • Reduce el daño celular secundario. Este efecto se produce al reducir el “contagio” a las terminaciones nerviosas inflamatorias adyacentes a la herida, que se encuentran en la epidermis, la dermis, los músculos, las articulaciones y las vísceras y que son las responsables de desencadenar y propagar la reacción inflamatoria en tejidos ilesos circundantes. El aumento de temperatura, sensibilidad y dolor, los moratones y la hinchazón excesiva en la zona inmediata de la lesión son daños que se pueden evitar con la aplicación de este apósito para la cicatrización de heridas quirúrgicas.

CASOS CLÍNICOS

cicatriz

Reducción de Inflamación en Lesiones Deportivas Graves – Hosp Davos (EWMA 2010)

rodillas

Reducion de Inflamacion y dolor despues de artroscopia de rodilla por un menisco discodeo

Uso de cookies Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Aceptar