La falsa sensación de seguridad que se tiene en el hogar puede acarrear algunos accidentes de gravedad. Es importante ser conscientes del alto riesgo de sufrir lesiones en casa y así poder evitarlos. Estas son algunas de las situaciones en las que nunca hay que bajar la guardia.

accidente caseroSituaciones que aumentan el riesgo de sufrir accidentes en casa

Aunque lo habitual es tener sensación de seguridad en el hogar, hay un alto riesgo de sufrir lesiones en casa. Entre las principales causas de mortalidad en Europa está justo esta, la de los accidentes domésticos. Estos son los más comunes:

Caídas y resbalones

Las contusiones por caídas y resbalones ocupan un lugar importante en las lesiones sufridas en el hogar. Subirse a lugares que no están indicados para este fin, como sillas o mesas, es uno de los motivos. Las producidas por resbalones en el baño o la cocina también son frecuentes. 

Utilizar escaleras plegables homologadas y estar siempre acompañado de otra persona, es la mejor solución para las caídas de altura. En el caso de los resbalones, es necesario usar elementos antideslizantes en los suelos o el interior de la bañera y de la ducha. 

Al cocinar

Las quemaduras al cocinar son otro de los problemas habituales en los hogares. La caída de productos en estado de ebullición, como ollas con agua o sartenes con aceite, son muy comunes. También lo son el agarrar objetos calientes del horno o apoyar las manos sobre los fogones. 

Para evitar este tipo de accidentes, es necesario disponer de guantes protectores y ser muy precavidos. El exceso de confianza es uno de los grandes enemigos en estos casos. 

Electrocución 

Las descargas eléctricas son otro gran problema en el hogar, sobre todo si hay niños. La curiosidad de los más pequeños puede llevarlos a introducir objetos en los agujeros de los enchufes. En el caso de los mayores, los cortocircuitos de electrodomésticos pueden resultar fatales. 

Para evitar las heridas por electrocución se pueden utilizar protectores específicos para los enchufes. También es necesario evitar las reparaciones caseras en electrodomésticos y, por supuesto, no utilizarlos jamás con las manos mojadas o los pies descalzos. 

Cortes

Los cortes con cuchillos, latas o cristales rotos son también habituales en el hogar. Para evitarlos, deben emplearse objetos adecuados para cada ocasión y extremar las precauciones cuando se manipula vidrio, cristal, loza, porcelana… 

Las lesiones producidas por el uso de herramientas también son comunes. Si se van a realizar tareas de bricolaje, hay que utilizar la herramienta adecuada y los elementos de protección individual que se requieren en cada caso, como gafas, guantes, tapones para los oídos…

Productos tóxicos

El uso indebido de productos tóxicos es una causa más de accidentes domésticos. Las intoxicaciones son las más comunes, bien sea por respirar los vapores o por ingestión. También pueden ocurrir quemaduras en la piel o los ojos por salpicadura

El uso de guantes de goma o látex, las mascarillas, guardar los productos lejos del alcance de los niños y mantener los espacios bien ventilados evitará muchos de estos problemas comunes. 

Estos han sido algunos consejos para minimizar el riesgo de sufrir lesiones en casa. En nuestro blog se muestra más información útil sobre la prevención y la curación de heridas. 

Puedes leer también: Las heridas se curan mejor de día que de noche

Conoce los diferentes apósitos