Seleccionar página

La cirugía reconstructiva se trata de un procedimiento quirúrgico. Consiste en la reconstrucción de una parte del cuerpo que ha sido afectada por una enfermedad, un tumor, un traumatismo o una quemadura, o las anomalías congénitas. Es una especialidad de la cirugía plástica. Tiene tres objetivos, recuperar y mejorar la apariencia de la zona dañada, mejorar su funcionalidad y devolver la autoestima al paciente, en caso de que se hubiese visto afectada.

Cirugía reconstructiva

Tipos de cirugía reconstructiva

La cirugía reconstructiva, o reparadora, tiene diferentes aplicaciones:

  • Reconstrucción mamaria. En algunos tratamientos de cáncer de mama es necesario realizar una mastectomía, extirpar la mama completa o parte de ella, y el tejido que la rodea. En este caso la cirugía reparadora reconstruye la zona afectada. Es una intervención que contribuye al bienestar psicológico de la afectada.
  • Cuando una quemadura afecta de forma grave a la piel es necesario realizar injertos de tejido para mejorar las lesiones y disimular las cicatrices.
  • Un traumatismo puede llegar a afectar nervios, tendones o incluso pequeños huesos. Cuando esto sucede, quizás sea necesario realizar una pequeña intervención quirúrgica. En otros casos el traumatismo conlleva una amputación, un una lesión ocular, o un traumatismo craneal o facial, en todos ellos la cirugía reconstructiva es necesaria.
  • El tratamiento de algunos tumores hace necesario que se extirpe tejido y piel, en ese caso será necesario reparar la zona utilizando cirugía reconstructiva.
  • Anomalías congénitas. La cirugía reparadora trata un gran número de anomalías congénitas, como el labio leporino, malformaciones de las extremidades o faciales, asimetrías mamarias, paladar hendido…

 

Características de la cirugía reconstructiva

Dependiendo de la complejidad de cada caso, las intervenciones pueden durar desde 30 minutos hasta varias horas. Este tipo de cirugías conlleva el uso de algún tipo de anestesia, el algunos casos local, en otros general o sedación.

 

¿Qué cuidados son necesarios después de una cirugía reconstructiva?

Lo normal es que la cirugía reparadora conlleve un ingreso hospitalario de al menos 4 días. En algunos casos se puede prologar hasta más de 10 días. Los cuidados que son necesarios dependerán sobre todo del tipo de cirugía que se haya efectuado. Lo habitual es que a los poco días se puedan retirar los puntos.

Durante el tiempo que el médico determine, no se podrá realizar ninguna clase de ejercicio físico, ni movimientos fuertes o exponer la cicatriz al sol. Si resulta imprescindible que la zona esté al sol, será necesario emplear la protección más alta hasta un año después de la cirugía. Se recomienda además evitar tanto el alcohol como el tabaco, y comer de manera saludable, para una mejor recuperación.

 

Riesgos de la cirugía reconstructiva

Como sucede con cualquier tipo de intervención, la cirugía reparadora conlleva una serie de riesgos. Por ejemplo, problemas con la anestesia. También moretones, enrojecimiento de la piel, hematomas o inflamaciones. En algunos casos, podría tener consecuencias más serias como hemorragias, pérdida de sensibilidad, necrosis, trombosis, asimetrías….

Ahora ya conoces mejor todo lo que conlleva una cirugía reconstructiva.

Puedes leer también Cicatrización, qué etapas tiene

Visita la tienda PolyMem

Banner productos Polymem

Abrir chat
0
CARRITO
  • No products in the cart.