¿Qué es la Epidermólisis Bullosa (EB)?

La epidermólisis ampollosa (EB) también llamada “Piel de Mariposa” es el término genérico para un amplio grupo de trastornos hereditarios que resultan en piel frágil o delicada. Existen cuatro tipos principales de EB.

  • EB simple
  • EB juntural
  • EB distrófica
  • Síndrome de Kindler

El factor común es la tendencia a producirse ampollas y erosiones cutáneas y de las membranas mucosas tras cualquier fricción o mínimo roce del día a día. Los efectos de la EB varían desde la formación de ampollas en las manos y los pies relativamente menores (EB simple localizada) a un aumento de la discapacidad como resultado de las cicatrices contractuales internas y externas (EB distrófica generalizada grave). En su forma más externa (juntural Herlitz) produce la muerte en la infancia temprana debido a complicaciones entre las que se incluyen ampollas laríngeas e insuficiencia en el crecimiento.

Las personas afectadas con las formas más extremas de EB tienen tendencia a desarrollar heridas crónicas que pueden ser muy difíciles de curar.

Por el momento, no existe cura o tratamiento eficaz para esta enfermedad tan dolorosa y crónica, pero la investigación está avanzando hacia la disponibilidad de terapias con genes y células madre.

La terapia es sintomática con especial énfasis en el tratamiento de la piel y de las heridas, el alivio del dolor y también en el apoyo psicológico y nutricional.

Neonatos

Los bebés con formas graves de EB con frecuencia nacen con heridas, que pueden ser importantes, normalmente en las extremidades. Las heridas pueden deberse a los movimientos intrauterinos y se ven agravadas por el traumatismo provocado durante el parto.

Consejos de utilización para usar Polymem®

Tanto en niños y como en adultos con EB podemos encontrar heridas abiertas o piel debilitada, vulnerable a que se pueda producir una herida debajo del vendaje, los apósitos PolyMem® se pueden utilizar en los dos casos.

Puede utilizar PolyMem® Regular o incluso PolyMem® Max (versión más gruesa) en las heridas más exudativas que requieren un apósito de mayor absorción o con el fin de alargar los cambios de apósito. En algunos casos el médico puede recomendarle el uso de PolyMem® plata con el fin de controlar la infección.

Debido a su único y especial modo de acción se recomienda primero probar PolyMem® en una herida pequeña y aislada hasta que aumente la confianza en el producto. A menudo, y en general los adultos, elegirán utilizar pequeños trozos de PolyMem® para cubrir heridas individuales en lugar de vendar toda la extremidad.

Aplicación

Intente siempre utilizar los tamaños de PolyMem® grandes para cubrir la herida con un solo apósito. PolyMem® debe colocarse alrededor de la extremidad o herida en una pieza suficientemente grande para que se pueda superponer ambos extremos y poderla fijar con cinta adhesiva o similar. Cuando el apósito esté colocado sobre una articulación, realice cortes a un tercio de la distancia a cada lado del apósito, para permitir que se mueva y doble sobre el área afectada. Si fuera necesario, fíjelo con vendaje tubular. Si fuera preciso, unir varios apósitos PolyMem®, superponga las dos piezas en lugar de colocarlos uno al lado del otro para evitar el riesgo de formación de ampollas en los bordes unidos y así también evitar el peligro de que la cinta se adhiera a la herida o la piel.

Al cubrir heridas aisladas asegúrese de permitir que PolyMem® supere la herida con al menos 1-3 cm. No ocluya nunca el apósito con demasiada cinta o vendaje (la película semipermeable no ventilará la humedad y la herida podría macerarse).

Cuando ponga PolyMem® alrededor de una extremidad o de un dedo hágalo de forma que garantice el contacto directo con la piel, pero no lo apriete demasiado para evitar el efecto torniquete.

Fijación

Se pueden utilizar varios métodos de fijación dependiendo de la zona del cuerpo y de los materiales de fijación disponibles. Algunos ejemplos son vendaje tubular, cinta de silicona, prendas de retención, y superponer y pegar PolyMem® a sí mismo.

Al asegurar PolyMem® a sí mismo con una cinta evite las cintas con adhesivo agresivo ya que existe riesgo de contacto con la piel en caso de que se desprenda el apósito.

El vendaje tubular se puede aplicar sobre PolyMem® para asegurar aún más el apósito y prevenir el traumatismo causado por el roce con el apósito y/o cinta. Al comenzar coloque el vendaje tubular por encima o por debajo de la herida antes de aplicar el apósito y así solo tener que extenderlo rápidamente una vez se haya colocado el apósito sin que este llegue a moverse.

En las zonas alrededor del torso o extremidades donde no es posible aplicar un vendaje tubular, se puede colocar un vendaje elástico ligero para mantener el apósito PolyMem® en su lugar.

Frecuencia de cambio de apósito

Cambie el apósito cuando sea visible el contorno de la herida en el exterior del apósito. En principio, será a diario o, en algunos casos cuando presente un abundante exudado, dos veces al día durante la primera o segunda semana.

Si tiene niveles de fluidos muy altos, puede utilizar PolyMem® WIC debajo de PolyMem® Regular o de PolyMem® MAX para prolongar el tiempo de uso.

A medida que la herida comience a curar y esté más limpia, se normalizará el nivel de exudado.  Al usar PolyMem® se evita la necesidad de limpiar la herida durante los cambios de apósito gracias al limpiador que lleva el apósito.

Casos Clínicos con Polymem®

Tratamiento de Heridas en 6 recien nacidos con EB
(EWMA- 2014) – Great Ormond St. Hospital (UK)

Investigación en Heridas Recalcitrantes en pacientes con EB (EWMA – 2009) – St. Thomas Hospital (UK)

Evaluación de apósitos PolyMem en 2 pacientes con EB (Silauhe 2013) – Debra House (Santiago de Chile)

Uso de PolyMem en Operaciones de Sindactilia en Pacientes de EB
(EWMA – 2013) – Hospital Saltburgo (Austria)

Lesiones de Epidermólisis Ampollosa (EB) pediátrica – Syndey´s Children Hospital (Autralia)

Ayuda General

  • Muchos especialistas en EB prefieren cortar previamente todos los apósitos y almacenarlos en recipientes limpios para evitar retrasos y posteriores daños durante los cambios de apósitos. Aquí se incluyen trozos de cinta adhesiva, vendajes tubulares, etc.
  • Redondee los bordes del apósito PolyMem® para evitar ampollas potenciales.
  • Si utiliza productos adhesivos, debe utilizar disolvente de adhesivo tisular antes de retirarlo.
  • Si el apósito se satura muy rápido, cámbielo con más frecuencia o cambie a PolyMem® MAX.
  • Coloque el vendaje de sujeción de manera segura pero no muy apretado. El exceso de cinta rodeando PolyMem® puede provocar la oclusión del apósito.
  • En Internet se puede encontrar una nueva gama de prendas de retención llamadas prendas WEB *by Skinnies* que son muy útiles y mantienen los apósitos en su lugar.
Abrir chat
0
CARRITO
  • No products in the cart.